Todos queremos mantener a nuestra familia y propiedad a salvo de incendios peligrosos y mortales. ¿Pero muchos de nosotros nos tomamos el tiempo para asegurarnos de que, de hecho, estamos a salvo? Tómese el tiempo para emplear estos 8 consejos para la seguridad residencial contra incendios para mantener a sus seres queridos y mascotas fuera de peligro.

Evitar riesgos – Una de las mejores maneras de prevenir incendios residenciales es evitar ciertos hábitos y prácticas que pueden provocar incendios. Una regla probada y verdadera a seguir siempre es colocar todos los encendedores y fósforos en áreas altas lejos del alcance de un niño. También tenga cuidado al encender velas en el hogar y enséñeles a sus hijos que tanto los fósforos como los encendedores no son juguetes para jugar.

Tenga un plan : tenga un plan para usted y su familia sobre qué hacer si ocurre un incendio. Asegúrese de variar el plan en función de dónde se produce el incendio y de qué tipo de incendio se trata. Cuando tenga su estrategia implementada, compre las herramientas de seguridad necesarias (IE. Escalera de incendios, extintor de incendios) y colóquelas en las áreas designadas. También querrá un plan sobre cómo practicar sus habilidades para mantener sus herramientas contra incendios, como cuándo realizar una inspección de extintor de incendios.

Practique su plan : tener un plan en caso de incendio es solo la mitad del trabajo. Para que su familia esté segura, deben sentirse cómodos al ejecutar el plan. Tómese el tiempo para practicar un fuego falso en el hogar para que cada miembro de la familia pueda ensayar el plan. Puede ser beneficioso hacer diferentes escenarios para que se puedan hacer diferentes enfoques.

Inspeccione su equipo – Asegúrese de realizar una inspección de extintor de incendios de forma regular para asegurarse de que funciona correctamente.

Contrate un deshollinador : haga que su chimenea sea barrida por un profesional anualmente, preferiblemente antes de la temporada de calefacción. La creosota puede acumularse en la chimenea y dejar su chimenea vulnerable al fuego.

Edúquese : eduque a usted y a su familia sobre las habilidades básicas de seguridad contra incendios. Hay muchos libros educativos dirigidos a niños que cubren el tema y los capacitan para tomar decisiones acertadas en caso de incendio en el hogar.

Alarme su hogar – Siempre tenga una alarma de humo y un detector de monóxido de carbono en cada piso de la casa. Pruebe ambos regularmente y reemplace las baterías según sea necesario. Los detectores de monóxido de carbono a menudo tienen una fecha de vencimiento. Para ayudarme a recordar cuándo se acerca la fecha, utilicé un marcador permanente negro para escribir la fecha en la parte inferior de la unidad hacia el piso, así que cada vez que miro hacia arriba puedo ver claramente si la unidad está a punto de caducar.

Sea inteligente – El sentido común puede ser muy útil en la seguridad general contra incendios en el hogar. Asegúrese de conocer los conceptos básicos sobre cómo protegerse a usted y a su familia de los incendios domésticos. Enseñe también a sus hijos cómo abordar los riesgos de incendio utilizando el buen juicio y el conocimiento práctico.