A medida que hojeamos la sección del baño en cualquier revista de diseño arquitectónico, notaremos que una bañera independiente siempre es el centro de atención. Las bañeras independientes son la tendencia actual; sin embargo, la idea no es nueva. Ha estado presente en la época medieval cuando la bañera del rey centraba la habitación para que los sirvientes pudieran rodearlo por todos lados para bañarlo. Desde entonces, la noción de una bañera independiente se ha relacionado con el lujo y la magnificencia.

Las bañeras independientes abren la puerta a muchas opciones y posibilidades. En lugar de ser una forma geométrica regular ajustada a la pared, podría ser una variedad interminable de formas que podrían ocupar diferentes partes de la habitación. También da paso al uso de varios tipos de materiales. Puede incorporar diferentes estilos y satisfacer gustos diferentes.

Con bañeras independientes, es más fácil para uno representar cualquier tema de su elección. A diferencia de los tubos normales, que generalmente vienen en formas rectangulares hechas de azulejos, una bañera independiente puede ser mucho más que eso. En cuanto a las formas, la bañera puede ser recta y cortante si la persona busca un aspecto moderno y nítido. Puede ser curvilíneo y elegante si la persona prefiere estilos flexibles. Puede ser redondeado y cilíndrico si la persona está buscando un tema medieval. Para representar mejor el tema, los platos antiguos de madera pueden cubrirlo desde el exterior. Además, se puede representar un tema turco si la bañera está hecha de mármol duro y liso y un tema africano si está hecho de metal de bronce. Para todas las personas ecológicas, su bañera puede estar hecha de material reciclado como el cobre batido. Ahora es posible personalizar su bañera y agregar su propio toque.

Además, una bañera independiente puede transformar un baño en una experiencia sensual. Después de un largo y agotador día de trabajo, todos necesitan un momento para relajarse, y con toda la familia moviéndose por la casa, un baño puede ser el único lugar tranquilo. Es por eso que es importante transformar este espacio privado en un verdadero santuario para el descanso y el ocio. La bañera independiente podría ser ese único elemento que conduce esta transformación. Con su ambiente tipo spa, alivia el estrés de uno y da paso a la serenidad. La apertura alrededor de la bañera también ayuda a profundizar la respiración, a diferencia de la bañera normal, que a menudo está rodeada de paredes que hacen que uno se sienta enterrado. Otra cosa buena de las bañeras independientes es que pueden colocarse estratégicamente para enfrentar la hermosa vista fuera de la ventana. Por lo tanto, tener una bañera independiente es como tener su propio spa en el baño.

De hecho, una bañera independiente está diseñada para presumir con orgullo. Realmente es una obra maestra que agrega carácter a un baño.