Los expertos en bienes raíces y remodelación de viviendas dicen que las viviendas deben tener al menos una bañera. Sin embargo, dependiendo de sus circunstancias, hay una característica que parece ser necesaria. Muchas personas están abandonando la bañera para dejar espacio para las duchas, especialmente si planean quedarse en la casa durante al menos 5 años. Las bañeras, para muchos, son un artículo de lujo que se usa con menos frecuencia que la ducha, y las grandes duchas tienen mucho sentido.

Si tiene la intención de vender su casa, ahora o en una fecha futura, puede depender del comprador, pero la adición de una glamorosa ducha personalizada para dos, con múltiples cabezales de ducha, y los jets, junto con el vapor y otras características, pueden ser el ingrediente por excelencia que completará la venta.

Las duchas se están convirtiendo en la opción preferida para muchos propietarios de viviendas, ya que se pone más énfasis en el diseño del baño. Pueden proporcionar funciones fácilmente y muchas de las innovaciones ahora producen apariencias más elegantes. Los propietarios de viviendas ahora tienen una cantidad casi infinita de opciones de estilo y decoración, ya que la gama de materiales, acabados y accesorios se expande continuamente.

Con las tendencias emergentes, los propietarios tienen más opciones, no solo con los materiales, sino también en la ubicación de la ducha. Las duchas ya no se limitan a áreas específicas, sino que se pueden colocar en casi cualquier lugar. La mayor parte de las consideraciones de diseño parece estar dirigida a la creación de espacios abiertos en el baño. Se favorece el vidrio transparente, debido a su aspecto limpio, junto con la capacidad de reflejar la luz. Esto puede ser un beneficio preferible, principalmente en habitaciones sin ventanas.

Es fácil adaptar o integrar duchas de vidrio con cualquier decoración, ya que es más fácil combinar otras partes de la habitación, como los pisos y azulejos o accesorios con las unidades de vidrio. Los informes indican que las ventas de baños están en una tendencia al alza que tal vez sea dictada por los avances tecnológicos. Ahora hay duchas eléctricas, cabinas de vapor y muchas otras comodidades que alientan a los usuarios a pasar más tiempo en las duchas. También parece haber una tendencia a separar la ducha de la bañera, a fin de ofrecer a los consumidores una mayor diversidad en la gama y el uso de los productos que satisfacen las demandas de los cambiantes estilos de vida.

El remodelado del baño parece estar experimentando un renacimiento, y las duchas pueden ser una opción preferida, no solo por los diseños que están disponibles, sino también por la facilidad con la que pueden ser instalado Muchos están disponibles como unidades prefabricadas, para una fácil instalación con un mínimo esfuerzo, y la tarea de combinar accesorios o muebles de cromo y vidrio altamente pulido, con otros colores, ahora es mucho más fácil y aún más agradable.

El diseño que se elija estará determinado por el espacio disponible, pero es importante darse cuenta de que estas unidades aumentarán la demanda a medida que los consumidores busquen no solo la comodidad o conveniencia, sino que también pueden sentirse alentados por el hecho que pueden obtenerlo a precios muy asequibles.