El mantenimiento del hogar es una tarea seria y puede ser sorprendido por un problema molesto si no se toma el cuidado adecuado. Pero si se encuentra en medio de una situación como una avería o una reparación de tuberías, su reacción debe ser rápida y precisa para evitar más daños a la vivienda y la propiedad. Los lavabos de la cocina y el baño son conocidos por causar problemas repentinos debido a tuberías bloqueadas o con fugas; grifos rotos, etc., y deben ser atendidos en la «máxima prioridad».

En tal situación, encontrar un buen plomero o servicio de plomería puede dejarlo acosado, agitado y ansioso.

Su mejor opción sería ir a la tienda de accesorios de plomería o al proveedor local, quienes pueden tener un buen número de contratos para atender los trabajos de los clientes. Esta es una muy buena opción porque no toleran números malos que pueden causar la pérdida de negocios.

Un trabajo de plomería en el hogar por lo general hace un mini proyecto porque, no solo se debe resolver el problema inmediato, sino que se deben tomar medidas para garantizar que no se repitan; Ahí está la urgente necesidad de contratar a un plomero para que brinde experiencia, calidad y valor para resolver y abordar problemas serios.

Por otro lado, si tiene que hacer el trabajo de encontrar un buen plomero o servicio de plomería, recuerde estos puntos clave:

1. Calificaciones, experiencia y licencias: la plomería es un comercio especializado que requiere calificaciones y certificaciones básicas. Un plomero necesita una licencia para ejercer su oficio, lo que indica que conoce las normas locales y las normas de cumplimiento y que debe llevar un documento de identidad con acreditación; los plomeros sin licencia pueden darle la suficiente información y dejarlo sin ningún recurso legal, si se trata de eso. Es mejor por adelantado obtener respuestas a estas preguntas.

• Tiempo de trabajo en ese campo (experiencia total)
• Experiencia en el requisito de trabajo específico, por ejemplo, línea de alcantarillado obstruida
• Confiabilidad personal.

Si la reparación es un problema menor, compre un plomero regular para arreglarlo bien. Aquí es muy importante saber si el plomero entiende la complejidad del problema, tiene las habilidades necesarias y el acceso a equipos y herramientas específicos necesarios para diagnosticar el problema y solucionarlo.

2. Cotizaciones de trabajo: si el trabajo es costoso, es mejor obtener algunas cotizaciones. Al examinar y comparar citas, busque:

• Desglose de costes materiales y laborales.
• Tarifas por hora, si se requiere trabajo adicional
• Validez de la cotización y si se anticipa un aumento en las tasas.
• Cualquier cargo adicional

Antes de obtener la cotización, el plomero debe visitar el lugar para inspeccionar el trabajo de reparación necesario y también discutir cuáles son sus expectativas respecto del trabajo.

3. Seguro y garantía: todos los números y servicios de plomería deben tener una compensación o seguro de trabajo para protegerse contra pérdidas por lesiones personales en el lugar de trabajo. Algunos trabajos de plomería, especialmente si son para trabajos por primera vez, vendrán con una garantía de servicio o garantía para nuevas instalaciones; Las reparaciones y el mantenimiento de las tuberías existentes no están cubiertos por esto.

4. Referencias: un plomero de primera categoría viene con buenas referencias que pueden verificarse en forma cruzada. No dude en llamar a los clientes anteriores para conocer la calidad del trabajo realizado, los costos y obtener garantías personales para el plomero.

5. Registro de seguridad: evite cualquier plomero o servicio de plomería que tenga antecedentes de accidentes o contratiempos de seguridad relacionados con el trabajo.

6. Servicios de limpieza: un servicio de plomería eficiente y profesional tiene que proporcionar servicios de limpieza después de un proyecto de plomería. Las limpiezas pueden ser laboriosas y consumir mucho tiempo; Asegúrese de que esto sea parte del contrato de trabajo o que se haya acordado antes de la salida del trabajo.

7. Disponibilidad: el plomero debe estar disponible para ejecutar el trabajo de principio a fin; comenzar un trabajo y dejarlo a mitad de camino para atender otro horario de trabajo es totalmente poco profesional. Algunos de ellos pueden reservarse con semanas de antelación para proyectos específicos; sin embargo, por razones de higiene y seguridad, un trabajo de plomería no puede dejarse desatendido por mucho tiempo. Póngase en contacto con un plomero que entiende la gravedad del problema y puede trabajar en su horario de trabajo si se trata de eso.