Tener un generador de energía de respaldo es una necesidad para los servicios de emergencia que tienen que seguir funcionando incluso si se va la luz. También puede ser una gran ventaja para los propietarios individuales, y tener un generador de respaldo se está volviendo cada vez más popular. Antes de comprar uno, es importante considerar el tipo de generador que necesita, las precauciones de seguridad y la reparación del generador.

Los generadores vienen en todas las formas y tamaños, desde los generadores de alto rendimiento utilizados para alimentar hospitales y otros servicios vitales hasta los modelos pequeños y portátiles utilizados para la alimentación durante la acampada. El costo de un generador es aproximadamente equivalente a la cantidad de energía que emite, por lo que para obtener el mejor valor es importante comenzar evaluando cuánta energía necesitará realmente.

La forma más fácil de evaluar su necesidad real de energía es consultar su factura de electricidad. Aunque la mayoría de nosotros solo vemos la cantidad que tenemos que pagar cuando vemos la factura de electricidad, también revela la cantidad de energía que consume su hogar. Ese promedio le dirá cuánta electricidad necesitará generar para mantenerse al día con el consumo normal de su hogar.

También es importante tener en cuenta que las veces que usará su generador de respaldo no serán las horas normales. Es posible que pueda ahorrar una cantidad significativa en la compra de un generador observando cómo puede reducir su consumo normal durante un corte de energía. Esto también puede ayudarlo a encontrar formas de conservar energía en circunstancias normales, ahorrando dinero y haciendo que su hogar sea más ecológico.

La seguridad también es un tema importante a tener en cuenta al obtener un generador de respaldo. Cada invierno, las personas mueren por asfixia porque su generador tiene ventilación inadecuada. Al igual que el escape de un automóvil, un generador produce monóxido de carbono, que puede ser letalmente venenoso en grandes cantidades. Por lo tanto, es extremadamente importante que su generador sea instalado por un profesional que sepa cómo colocarlo para una ventilación y seguridad adecuadas.

Además del costo de comprar e instalar un generador, también es importante considerar los costos continuos de operación del generador. La mayoría de los generadores funcionan con gas, pero están llegando al mercado generadores que queman una variedad de tipos de combustible. Si bien los biocombustibles y otras opciones de ingeniería ecológica pueden parecer atractivos, los costos de estos combustibles a largo plazo deben ser parte de la decisión de compra.

También es importante tener en cuenta el mantenimiento y la reparación. Muchos generadores nuevos vienen con garantías completas y tienen garantías extendidas disponibles. Sin embargo, si está comprando un generador usado, es una buena idea buscar proveedores de reparación de generadores en su área y hablar con ellos acerca de la confiabilidad y el valor del modelo que está considerando.

Una vez que haya determinado cuáles son sus necesidades eléctricas y haya considerado la seguridad, los costos de combustible y la reparación del generador, contará con toda la información que necesita para tomar una buena decisión de compra. La primera vez que se corta la energía después de haber instalado su generador, estará muy contento de que esté allí.