Existen preocupaciones reales y legítimas sobre la calidad del agua potable, lo que ha contribuido a un aumento de las compras de unidades de filtrado de agua para toda la casa. Cuando el mundo está tan turbado por problemas importantes como la guerra y el terrorismo, a veces parece una tontería que debamos dedicar nuestro tiempo y atención a las preocupaciones sobre beber líquidos.