Grifos con fugas, inodoros con fugas, desagües obstruidos y tuberías reventadas se encuentran entre los problemas de plomería más comunes que a menudo causan emergencias. Llamar a un plomero profesional es lo primero que debe hacer. Sin embargo, hay muchas cosas que puede hacer para proteger su propiedad antes de que llegue el profesional.