Muchos estadounidenses han decidido volverse más independientes de la energía y quieren contribuir a evitar una crisis energética muy previsible. Han decidido ir a la energía solar. Crear una casa con energía solar es un esfuerzo que requiere una inversión inicial, pero los costos se reducen todos los días. La energía solar proporciona beneficios a largo plazo. No solo para el propietario de la casa, sino también para el medio ambiente.