Las luces descendentes LED de alta potencia son una mejor opción que el uso de lámparas halógenas tradicionales a la antigua cuando desea que un lugar sea más distintivo que el resto.

Existen muchas ventajas de usar luces LED, incluido un gran ahorro de energía y, por lo tanto, dinero, una vida útil extraordinariamente larga, apariencia y su naturaleza respetuosa con el medio ambiente.

La fabricación de LED implica el uso de diferentes materiales semiconductores como arseniuro de galio, silicona, arseniuro de aluminio y galio, diamante y seleniuro de zinc, etc. Están disponibles en una gran variedad de colores como rojo, naranja, amarillo, infrarrojo , verde, azul, ultravioleta, violeta, morado, rosa y blanco. Emiten el color deseado sin usar ningún filtro de color.

En comparación con las luces tradicionales, las luces LED de baja potencia pueden producir miles de lúmenes. Estas luces disipan menos energía y, por lo tanto, son más flexibles.

A diferencia de la vida normal a menudo hasta quince mil horas de una lámpara incandescente estándar, la vida de las luces LED varía de 25, 000 a 100, 000 horas. Estas luces no emiten tanto calor como las tradicionales y, por lo tanto, son más eficientes energéticamente.

Además de ser energéticamente eficientes, las luces LED hacia abajo están disponibles en diferentes formas y colores para satisfacer los requisitos de cualquier diseñador. Como estas luces no contienen mercurio, como las lámparas incandescentes, son más amigables con el medio ambiente debido a la reducción de las emisiones de CO2.

El consumo de energía de las luces LED es significativamente menor que las luces tradicionales en casi un cincuenta por ciento y duran mucho más. Por lo tanto, su mantenimiento es muy insignificante. Dado que el calor liberado por la luz LED es muy bajo, no hay temor de que se sobrecalienten hasta el punto de provocar un incendio. Además, no emiten ninguna radiación, lo que los hace adicionalmente más seguros.

Los diseñadores prefieren usar luces LED ya que están diseñadas para diferentes voltajes operativos de 85 – 260 VAC. Estos están disponibles en diferentes intensidades de diferentes tamaños y ángulos de curvatura de 30, 45 y 60 grados.

Todas las características técnicas mencionadas anteriormente y su disponibilidad en formas hermosas y variadas las convierten en una opción moderna para decorar e iluminar cualquier lugar.

Dado que su temperatura de funcionamiento es inferior a 60 grados Celsius, estas luces bajas son muy seguras y no temen a ningún incendio. Su consumo de energía es bajo y no causan emisiones infrarrojas o ultravioletas, lo que las hace seguras para el medio ambiente. Estos se pueden instalar fácilmente y no necesitan ayuda profesional. Además, no causan ningún sonido parpadeante como las bombillas tradicionales.

Las luces LED son capaces de liberar un haz de luz fuerte y preciso, lo que las hace especialmente útiles para la iluminación de mostradores, escaparates, pasillos, comedores y salas de conferencias y supermercados también. A menudo se utilizan para la iluminación comercial de Ascensores y bajo techo.