El crecimiento y la propagación de algunos microbios dañinos a través de la alcachofa de la ducha se pueden evitar fácilmente cuando se limpia de manera adecuada y regular. A continuación se presentan algunas de las mejores formas de limpiar los cabezales de la ducha.