En caso de que te lo estés preguntando; La espuma de jabón, las bolas de pelo y la grasa son las principales causas de desagües obstruidos. Estas sustancias se acumulan con el tiempo en las tuberías, lo que eventualmente prohíbe que el agua fluya libremente. Como resultado, el agua retrocede y ya no puede usar los lavabos, la ducha o la bañera sin crear un gran desorden.

Puede intentar solucionar el problema usted mismo, pero si no es muy hábil con las herramientas, ni siquiera debería intentar el trabajo. En cambio, llame a un plomero profesional en el Bronx, es decir, si vive en la ciudad de Nueva York. Los drenajes respaldados son comunes y pueden repararse fácilmente si sabe lo que está haciendo y tiene las herramientas adecuadas. A veces hay más atascos en las tuberías que pequeñas chispas de jabón. No sería el primer juguete pequeño que un plomero saca de una tubería de drenaje.

Los servicios de plomería no son gratuitos y si desea ahorrar unos pocos dólares, puede intentar comprar un limpiador de drenaje líquido. Algunas veces eso proporcionará una solución temporal, pero en muchos casos la obstrucción volverá. Los limpiadores de desagües son muy efectivos para mantener las tuberías de drenaje, pero no pueden disolver objetos sólidos acumulados y sólidos que están atrapados en las tuberías. Estos elementos y otros desechos solo pueden ser removidos por un plomero experimentado del Bronx que tenga las herramientas adecuadas. Usar el equipo incorrecto puede causar daños graves a sus tuberías, lo que lleva a gastos mucho mayores que una visita rápida de un plomero local.