El cableado de una casa puede ser superficial, en cuyo caso los cables se colocan en la superficie de la pared y se sujetan con clips; o conducto, donde los cables pasan a través de tuberías de PVC colocadas dentro de la pared. También hay un canal de superficie, donde los tubos de PVC de canalización se colocan en la superficie de la pared y a través de los cuales pasan los cables.