En la era actual de la globalización, todo parece haber llegado a la punta de nuestros dedos. Para reformularlo, incluso podemos afirmar que estamos a solo un clic de distancia. Cualquier cosa y todo se ha vuelto fácilmente accesible para nosotros y con este tipo de facilidad también ha habido un aumento en la tasa de infracciones, la frecuencia de ocurrencia de violaciones de seguridad está aumentando rápidamente y surge la idea de proteger nuestro entorno, nuestra familia y Nosotros mismos. Para cumplir con este propósito, las personas han desarrollado y diseñado un sistema de alarma de seguridad muy único pero simple.

Para cualquier tipo de intrusiones o infracciones existe un sistema de alarma. Dado que el hogar es nuestro lugar de residencia, la sola idea del peligro da escalofríos y aquí viene el papel de los sistemas de alarma para el hogar. Los sistemas de alarma nos mantienen informados sobre cualquier evento anormal y, por lo tanto, nos alertan y se componen de dispositivos sensores únicos o múltiples para detectar intrusos o intrusos y un dispositivo de alerta para indicar lo mismo. Por lo tanto, la alarma consta de los siguientes componentes: unidad de control de instalaciones (PCU) o panel, sensores, dispositivos de alerta, teclados, interconexiones, dispositivos de seguridad como el rayo láser, detector de movimiento, etc. Los sensores que se utilizan en las alarmas son de varios tipos y cada uno de ellos está destinado a funcionar de manera única. Algunos de los más comunes y populares se enumeran a continuación:

  • Un detector de movimiento de infrarrojo pasivo (PIR) cuenta dentro de los sensores más utilizados en los hogares . Este sensor funciona al detectar la energía térmica que emite cualquier otro objeto, ya que la palabra pasiva se refiere al hecho de que no irradian energía propia.
  • Los detectores de microondas como su nombre lo indica generan microondas de un transmisor y detectan cualquier microondas reflejado o reducción en la intensidad del haz usando un receptor y, por lo tanto, Ayuda a detectar el movimiento de un intruso y a activar una alarma.
  • Los detectores de humo y de calor son los favoritos de todos los tiempos entre los sistemas de alarma que utilizamos, más bien el más popular, ya que nos protege de los riesgos. de fuego y una temperatura no deseada acumulada.
  • Los sistemas de micrófono generalmente ayudan a detectar a un intruso que intenta cortar o trepar una cerca de alambre de cadena y, por lo tanto, genera una alarma a partir de señales que exceden las condiciones preestablecidas .

Además de estos, hay varios otros sistemas de alarma que están disponibles en el mercado para satisfacer las necesidades de un individuo y servir al único propósito de asegurar nuestros hogares y nuestras vidas.