Las personas que poseen y usan baños generalmente pueden clasificarse en una de dos categorías: aquellas a quienes les gusta presumir sus toallas y las que les gusta guardarlas cuidadosamente. Esta decisión no es necesariamente un reflejo de su buen gusto, o si todas sus toallas coinciden, o incluso la cantidad de espacio en su baño. En realidad, podrían ser los tres. Los toalleros son un elemento básico de cualquier hogar, y depende de usted decidir qué tan extravagante o simple desea que sea la elección. Afortunadamente, las compras en línea ofrecen una variedad casi ilimitada de opciones para elegir.

Hable con cualquier hombre de negocios que viaje y, universalmente, le dirán que la mayoría de las cadenas de hoteles tienen el mercado acorralado en toalleros. Desde un toallero de una barra funcional (imprescindible en cualquier baño) hasta el modelo de varios niveles, incluso la habitación más básica del hotel cuenta con un toallero. La mayoría tiene dos parrillas: un lugar para guardar toallas y un lugar para colgar la toalla que ya has usado (suponiendo que la hayas usado para secar tu cuerpo limpio y no tus zapatos embarrados). Esto es particularmente cierto en el mundo moderno, donde la sostenibilidad y la vida ecológica se están convirtiendo en la norma, y ​​la reutilización de toallas no solo es deseable, sino que se requiere en muchos establecimientos.

Habiendo vivido con toalleros toda su vida, probablemente tenga una buena idea de cuáles son sus necesidades. Usted sabe si prefiere cromo o acero inoxidable, madera, bambú o hierro forjado. Algunos consumidores prefieren bastidores independientes en la pared, o aquellos que funcionan como una unidad separada en el piso. Un modelo híbrido puede acomodar el inodoro para un uso extremadamente eficiente del espacio en baños más pequeños o dormitorios universitarios. Estos bastidores vienen en una variedad de materiales y algunos pueden presentar cajones, puertas y ganchos individuales para una máxima utilización del espacio.

Los artesanos, siendo naturalmente artísticos e ingeniosos, descubrieron hace algún tiempo que los toalleros son la herramienta perfecta para almacenar multitud de artículos únicos y útiles: papeles de scrapbooking, pegamentos, pegatinas y herramientas de artesanía de todo tipo. Los diseñadores de estos bastidores pronto se dieron cuenta del valor de agregar cestas a un estante individual para almacenar artículos más pequeños que podrían deslizarse por las grietas de sus bastidores. Esto funciona igualmente bien en el baño promedio para jabones, toallas de manos, lociones y champús. Hágalo usted mismo y los remodeladores del hogar también pueden aprovechar los toalleros para la cantidad interminable de herramientas y hardware necesarios para mantener una casa en perfecto estado.

Este sería un excelente momento para brindar lo último en comodidad para aquellos que viven en las zonas menos templadas: el toallero con calefacción. No tiene que quedarse en un hotel de cinco estrellas o en un bed and breakfast exclusivo para disfrutar de este lujoso artículo, de hecho, podría considerarse imprescindible para las áreas que realmente experimentan las cuatro estaciones. máximo (y Alaska). Ya sea que esté montado en la pared o en una unidad de piso separada, la capacidad de envolverse en una toalla cálida y esponjosa en una mañana fría es una experiencia que nunca olvidará … bueno, al menos no hasta que tenga la oportunidad de apreciarla nuevamente ¡mañana por la mañana! Si el espacio es una consideración, elija una unidad montada en la pared. Son muy fáciles de instalar y funcionan continuamente, gracias a un termostato incorporado que opera la unidad aproximadamente al mismo costo que una bombilla y evita cualquier posibilidad de sobrecalentamiento.

Los toalleros vienen en todas las formas y tamaños, lo que significa que pueden caber en un rincón, un armario, una pared de repuesto, prácticamente en cualquier lugar donde necesite algo almacenado de forma atractiva. ¡Las compras por Internet ofrecen la mejor selección!