A medida que se acerca la temporada navideña, las personas acumulan en sus hogares regalos para sus seres queridos. Están terminando literal y figurativamente sus compras navideñas, ya que todos sus escondites especiales se llenan hasta el tope de regalos. Después de hacer todas las listas, buscar todos los regalos perfectos y gastar hasta el último centavo de las fiestas, la gente ha hecho grandes inversiones en sus obsequios navideños. La inversión en cada obsequio individual es de pensamiento, tiempo, paciencia y dinero, todas cosas preciosas para cualquier estadounidense que hacen que cada obsequio sea aún más significativo para el destinatario.