¿Hazlo tu mismo? Olvídalo. Cuando se trata de invertir dinero en mejoras reales del hogar, siempre vale la pena contratar a un profesional.