Un electricista residencial es aquel que instala y mantiene los sistemas y líneas eléctricas en su hogar. También hacen solución de problemas y reparaciones. Cuando trabajan como electricistas residenciales, también pueden participar en la planificación de los diseños eléctricos en casas nuevas. Tener su aporte es valioso para determinar la ubicación correcta de los accesorios de iluminación, sistemas de ventilación, calefacción y aire acondicionado y enchufes eléctricos. Para las nuevas viviendas en construcción, pueden ayudar a iniciar el establecimiento de sistemas de energía temporales. El electricista también puede asesorar sobre la instalación de diferentes sistemas eléctricos residenciales y cajas de disyuntores.

Al construir una casa nueva o volver a cablear una casa antigua, el electricista residencial se encargará de la instalación de los sistemas eléctricos y el cableado. Ellos son los responsables de garantizar que cumplen con todos los códigos municipales. Emplearán medidas de protección de cableado y conductos en funcionamiento. Una parte importante de ser un electricista residencial y comercial es tener la capacidad de leer y seguir planos. Al poder hacer esto, se asegurará de que los planes del arquitecto se implementen correctamente en la construcción de nuevas viviendas. Un electricista residencial se asegurará de que la energía se distribuya de manera segura y correcta desde la fuente de alimentación al disyuntor principal y que funcione correctamente en toda la casa.

Además de la instalación de los sistemas eléctricos y el cableado, los electricistas residenciales son los que el propietario llamará cuando su sistema eléctrico no funcione correctamente. Una vez que se resuelva el problema, el electricista reparará, actualizará o reemplazará con el permiso de los propietarios. Por ejemplo, si el nuevo electrodoméstico que compró funciona con doscientos voltios pero no tiene la toma de corriente correcta donde necesita colocar el nuevo electrodoméstico, llamaría a un electricista para hacer el trabajo. El electricista ejecutará el nuevo cable y lo conectará a la caja del interruptor automático para que pueda usar el tomacorriente.

Otro problema que puede resolver un electricista residencial es un disyuntor que se dispara continuamente. Esto significa que cuando enchufas algo, se dispara el interruptor automático para apagarse. El electricista residencial vendría a su casa para solucionar el problema. Podría ser un cableado defectuoso o un disyuntor defectuoso. Una vez que se encuentra la causa, el electricista reemplazará el cableado o la caja del interruptor de circuito.

Antes de contratar a un electricista residencial o comercial, asegúrese de que estén certificados, que tengan la capacitación adecuada, estén vinculados y tengan licencia. Contratar a un electricista de una empresa de servicios eléctricos acreditada garantizará esto.