Desafortunadamente, la participación humana ha reducido drásticamente la cantidad de agua utilizable. Afortunadamente, el uso de sistemas de filtración de agua seguros y efectivos y sistemas de desinfección natural ha ayudado a muchas personas y sus familias a combatir los peligros asociados con el agua tratada químicamente.