La plomería es uno de los servicios más importantes dentro de una casa en el mundo moderno. El acceso a agua limpia en cualquier punto designado dentro de su hogar es una necesidad conveniente y necesaria que debe estar disponible en todo momento. Dado que la plomería interior es también una de las comodidades más utilizadas en la casa, es lógico pensar que también requiere mantenimiento regular. Ya sea para reemplazar un grifo roto o con fugas, desbloquear uno de los muchos desagües alrededor de la casa o sellar y reemplazar un tubo roto, es importante estar preparado para el mantenimiento rutinario de la plomería cada vez que surja un problema.

Para poder lidiar con los problemas comunes de plomería en el hogar, debe estar atento a algunos de los problemas más comunes y una lista de las formas más sencillas de tratar tales problemas. A continuación encontrará una guía útil sobre cómo puede prepararse para resolver problemas comunes de plomería.

Lo que necesita para proyectos comunes de plomería de bricolaje

Cualquier señal de problemas de plomería debe abordarse tan pronto como sea posible para evitar agravar los problemas. Un grifo que gotea puede parecer un problema, pero inevitablemente se traducirá en una factura de agua más alta con el tiempo. Por lo tanto, es importante contar con una colección de herramientas de plomería comunes para abordar cualquier problema antes de que se conviertan en costos más altos.

Las tuberías agrietadas y los inodoros con fugas son un problema común de plomería que puede provocar daños excesivos si no se resuelven. Una tubería rajada puede ser el resultado de la congelación invernal o la alta presión del agua que las tuberías no pueden contener, mientras que una unidad de descarga rota puede causar que el inodoro tenga fugas continuamente. Cuando la presión del agua aumenta, la tubería rota puede explotar y enviar un chorro de agua a su sótano. Por otro lado, un mecanismo de descarga de inodoro con fugas requiere un lavado regular porque provoca un consumo innecesario de agua, y cuando se olvida de la descarga de agua puede inundar los baños de su hogar y precipitarse a otras habitaciones y dañar los pisos y alfombras.

Las situaciones anteriores se pueden resolver fácilmente sabiendo dónde están ubicadas todas las válvulas de cierre. Las válvulas de cierre se utilizan para cortar el suministro de agua a áreas específicas de la casa o accesorios de plomería o, en el caso de la válvula principal, cortar el suministro de agua a toda la casa. Las válvulas de cierre de los lavabos y las unidades de descarga del inodoro se pueden usar para cortar el suministro de agua a cualquier accesorio de plomería con fugas.

El éxito de todos los proyectos de «hágalo usted mismo» depende en gran medida de su capacidad para poder realizar una determinada tarea. Cuando se trata de tuberías, lo más importante que debe tener en cuenta es el número de su plomero local. Muchas cosas pueden salir mal durante el mantenimiento de rutina de la plomería doméstica, y este número puede resultar vital en tales casos.