La instalación de filtros de agua en el hogar ciertamente tiene ventajas en términos de calidad del agua y vida. Se utilizan con frecuencia en entornos domésticos, pero tienen una serie de limitaciones. Por lo tanto, antes de realizar una compra, es aconsejable estudiar los pros y los contras de estos productos para elegir el tipo de filtro de agua que mejor se adapte a las necesidades de una persona.

Ventajas

Capacidad para eliminar sustancias peligrosas del agua del grifo.

Un filtro de agua ideal puede manejar una amplia gama de contaminantes, incluyendo cloro, bacterias patógenas y arsénico. Por lo tanto, cualquier persona puede usar el agua del grifo para beber y cocinar sin la necesidad de preocuparse por contaminantes dañinos que pueden afectar negativamente la salud de un paciente y su familia.

Capacidad para mejorar el sabor y el olor del agua del grifo.

Cuando el cloro, otros productos químicos orgánicos y los sedimentos se eliminan del agua del grifo, su sabor ya no se verá afectado por la presencia de tales impurezas, además de que ahora se puede disfrutar del agua fresca.

Disminución del consumo de agua embotellada.

Reemplazar el agua embotellada con agua filtrada puede resultar en un menor uso de plástico y contaminación, así como en ahorros adicionales. El agua embotellada cuesta mucho más que el agua filtrada, y esto puede agregar más al presupuesto.

Inversión rentable

Dado que la inversión inicial, así como los costos de mantenimiento de los filtros de agua son asequibles, pueden considerarse como una buena inversión a corto y largo plazo.

Suave para la piel y el cabello.

El agua filtrada es saludable porque no solo hidrata, sino que también protege la piel y el cabello de los efectos negativos del agua dura y el cloro. Además, es muy eficaz para tratar los depósitos de cloro más cal que pueden dañar los electrodomésticos de la cocina.

Desventajas

Tiene una salida de agua lenta.

La instalación de un filtro de agua reducirá la velocidad de flujo del agua del grifo. La reducción de la presión del agua puede notarse fácil o apenas, según el método de filtración y el tipo de filtro utilizado por el producto.

Requiere mantenimiento.

Cada tipo de filtro de agua requiere algún tipo de mantenimiento. Es posible que el usuario tenga que reemplazar el cartucho del filtro después de algún tiempo o limpiarlo / desinfectarlo. De cualquier manera, él / ella debe seguir estas medidas de manera regular para garantizar que el producto se mantenga en las mejores condiciones de trabajo.

Tiene limitaciones de método de filtración.

Un filtro de agua, por sí solo, no puede manejar todos los tipos de contaminantes presentes en el agua del grifo. Por esta razón, los mejores filtros son los de varias etapas que utilizan diferentes métodos y filtros de filtración. Antes de instalar uno, los usuarios primero deben determinar los contaminantes que hacen que su agua sea menos segura o sabrosa, para que puedan comprar un filtro de agua que resuelva esos problemas en particular.